Home
Please Donate for this campaign


English | தமிழ் | සිංහල | Français | español | हिंदी | বাঙালি | 中國 | русский | اردو | العربية | Deutsch | Kiswahili | Türk | Melayu


1) El Estado de Sri Lanka no es éticamente neutral:

El Estado de Sri Lanka se comportó como una cabeza explosiva cultural de la comunidad mayoritaria sinhala-budista. El gobierno del Estado, en este caso Sri Lanka, no ha únicamente cometido crímenes internacionales en contra de los tamiles, sino también ha fallado en la protección de dicho pueblo por un periodo largo de más de sesenta años, desde su independencia en 1948.

De hecho, la mayoría de los crímenes serios en cuestión fueron perpetrados por el aparato estatal.

“La responsabilidad tambiénrequiere un reconocimiento oficial de parte del Estado sobre su papel y responsabilidad en casos de violaciones de los derechos de sus ciudadanos”.Informe del Panel de Expertos del Secretario General la ONU sobre la Responsabilidad en Sri Lanka(31 marzo 2011).

2) La judicaturaesrilanqués no es éticamente neutral:

La judicaturaesrilanquéssiempre esservil al liderazgopolítico en cuanto a los abusos en contra de los tamiles y esto se demuestra en todas las previas Comisiones de Indagación. Aún cuando elPresidente de la Corte Suprema en 1983 era tamil, nadie fue acusado por las masacres de tamiles durante el pogromo de 1983.

“…basado en un análisis desu desempeño en el pasado y la estructura actual del sistema (Justicia), el panel tiene poca confianza en que proveerá justicia dentro del actual clima político”. Informe del Panel de Expertos del Secretario General la ONU sobre la Responsabilidad en Sri Lanka (31 marzo 2011).

Desde las masacres de tamiles empezando en 1958 hasta hoy en día, la justicia no se a proveída. Las cortes han demostrado que son inadecuadas y gobiernos sucesivos han designado indagaciones inefectivas bajo la presión internacional, las cuales no han resultado en la sanción de los responsables en ningunaocasión. (Amnistía Internacional, “Twenty Years of Make Believe: Sri Lanka’s Commissions of Inquiry,” 11 junio 2009).

3) No hay la voluntad política en Sri Lanka para proveer la justicia a los tamiles:

El previo Secretario de Defensa Gotabhaya está a salvo mientras que esté en Sri Lanka: Vice Ministro de Justicia de Sri Lanka.

4) La Comisión de la Reconciliación y las Lecciones Aprendidas (LLRC) realizada a nivel nacional en el 2010 no ha proveído la justicia a los tamiles:

“…la LLRC es profundamente deficiente, no cumple con las normas internacionales que debe tener un mecanismo de responsabilidad efectivo”. Informe del Panel de Expertos del Secretario General de la ONU sobre la Responsabilidad en Sri Lanka (31 marzo 2011).

El involucramiento de la comunidad internacional en el monitoreo de una indagación al nivel nacional también resultó un fracaso, cuando el Grupo Independiente Internacional de Personas Eminentes (IIGEP) renunció en marzo del 2008. (Human Rights Watch - Sri Lanka: Domestic Inquiry into Abuses a Smokescreen - 27 octubre 2009). 

Dada nuestra experiencia estrecha con las instituciones hegemónicas de los sinhala-budistas que dominan la políticaesrilanqués, no tenemos fe en que miembros de las fuerzas armadas de Sri Lanka serán acusados internamente por cualquier crimen. La supervisión internacional de cualquier mecanismo nacional sería nada más que una perdida de tiempo. (Profesores de la Universidad de Jaffna en un memorando enviado a la ONU el 24 febrero 2015).

5) El cambio de guardia en Sri Lanka no resultará en un cambio en cuanto a  la impunidad institucionalizada:

Aunque hay un nuevo presidente, el clima político en cuanto a los tamiles no ha cambiado.

Varios oficiales militares anteriores, incluyendo el comandante de las fuerzas militares al final de la guerra, el General Sarath Fonseka, ocupan altos cargos dentro del gobierno actual.

Con la excepción de regulaciones de emergencia y el uso activo de grupos paramilitares, todos los factores, notablemente la Ley de Prevención del Terrorismo (PTA), todavía existen aún después del cambio de guardia en Colombo.

El hecho de que el aparato militarpermanezca intacto y que la militarización del nordeste se mantengaperpetúael miedo entre los tamiles, y tiene un impacto profundo en las actividades cotidianasen esa región. Por lo tanto, no es probable que las victimas/los testigos serán verdaderamente independientes ante un tribunal nacional o híbrido.

6) La posible culpabilidaddel nuevo Presidente Sirisena no será conducente para un mecanismo nacional o híbrido:

El Presidente Sirisena sirvió como el Ministro de Defensa encargado durante el periodo final de la guerra, durante cual fueron asesinados un gran numero de tamiles.

 “Sirisena es apenas un faro de esperanza para los tamiles: él sirvió como el Ministro de Defensa encargado durante el ultimo capítulo horripilante de la guerra”. – Economist, 3 enero 2015.


7) Sri Lanka no cuenta con provisiones penales para crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio:

Dado que Noruega no contaba con leyes en contra de ciertos crímenes contra la humanidad, el Tribunal Internacional para Rwanda (ICIR) no trasladaría a Bagarasaga a Noruega, ya que procesar al acusado como un delincuente comúntrivializaría sus crímenes. 

8) La búsqueda de la justicia contra la búsqueda de la paz es una elección falsa.

“Los responsables de los ataques genocidas durante la Segunda Guerra Mundial todavía son perseguidos y juzgados hoy en día. Esto demuestra que la expectativa y reflexiónmundial es que la justicia no se debe negar bajoningún precio”. Juez C.V. Vigneswaran – Ministro Principal, Consejo Provincial del Norte.
En conclusión, nosotros urgimos enfáticamente a las Naciones Unidasque refiera a Sri Lanka a la Corte Penal Internacional o queestablezca un Mecanismo Jurídico Internacionalsimilar y creíble para la investigación y juzgamiento de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio cometido en contra del pueblo tamil por el propio Estado esrilanqués.
Muchas gracias por su amable atención y acción inmediata.
Firmado:

Nombre y País



 
Copyright © 2015 Transnational Government of Tamil Eelam. All rights reserved.